domingo, 2 de marzo de 2014

Llegó el Momento: Bajan los impuestos

Publicado en el Diario HOY el Domingo 2-3-14

SI nos dicen hace solo dos años que íbamos a estar hablando de esto ahora, yo personalmente no me lo hubiera creído, nunca hubiera pensado que tan pronto, tan rápido, se hubieran dado las condiciones para poder bajar los impuestos en España. Y ya no hablo de nuestro caso, del extremeño, en el que el presidente Monago ya bajó los impuestos en cuanto estabilizó la situación, sin esperar a que mejorara, cumpliendo el compromiso con los extremeños, sino que hablo a nivel general de nuestro país.
A nivel nacional era diferente, totalmente diferente. Ahora a muchos les costará recordar aquel verano de 2012 con la prima de riesgo bastante por encima de los 600 puntos porcentuales, con un déficit público por encima, bastante, del 10%, y con la deuda pública y la comercial por las nubes. Eran momentos en los que en todos los foros se hablaba de la intervención de España. Esto que relato no es historia lejana, es reciente, apenas hace dos años que el capital salía de España cada mes por decenas de miles de millones de euros, y que los españoles tuvimos que sufrir las consecuencias de todo esto. Ahora podremos hacer toda la demagogia del mundo, toda es aceptada e incluso aceptable, pero la realidad era la que era y la España de mediados de 2012 era esa. Necesitaríamos varios capítulos de ‘Cuéntame’ solo para contar las vivencias de esos meses, cómo los españoles arrimaron el hombro, porque para todos subió el IVA , a muchos les eliminaron una paga extra o los ajustes afectaron de una forma u otra a todos, porque todos somos usuarios de los servicios públicos.
Ahora costará mucho recordar eso, pero así estábamos cuando España se resistió a la intervención, decidió seguir su propio camino y buscar su propia salida. Y era complicado. Años atrás con política monetaria propia se hubiera optado por devaluar la moneda… pero en esta crisis ese instrumento monetario no valía porque no tenemos política monetaria nacional. Solo quedaban dos vías: las reformas estructurales y la política fiscal. Y fue duro, porque las reformas eran necesarias en un Estado que estaba preparado y dotado para unos ingresos muchos mayores que los que estaba consiguiendo, y hubo que ajustar y mucho, eliminar duplicidades y optimizar.
en política fiscal se subió el IVA al 21% y se subieron impuestos como el IRPF para intentar ingresar y poder cuadrar las cuentas. Eran momentos en los que la economía española caía por encima del 1% y el paro se disparaba mes a mes.
Y el trabajo del Gobierno y el sacrificio de todos los españoles ha traído sus recompensas. La semana pasada el Informe BBVA para Extremadura nos hablaba de un crecimiento ya por encima del 1% para Extremadura en este 2014. Vemos cómo la inflación está controlada, cómo el déficit se está controlando poco a poco y cómo la confianza se está restableciendo. Hasta las agencias de clasificación, esas que siempre llegan tarde, ya sea un entierro o una boda, han subido la nota de nuestra región y de nuestro país.
Vemos cómo el desempleo en 2013, incluso con tasas negativas de crecimiento de la economía, ha tenido un buen comportamiento sin duda gracias a las reformas, como la laboral, que ha flexibilizado un mercado que ya empieza a parecerse, poco a poco, al de un país europeo. En 2014 el comportamiento será aún mejor, se creará empleo neto en nuestra región y nuestro país, y no hará falta crecer al 2% para hacerlo, como Okun nos enseñó hace años en su ley, sino que la reforma laboral ha flexibilizado este indicador y se creará empleo neto desde ya, con el crecimiento que estamos acumulando.
Y para que todo esto se asiente, nada como una bajada de impuestos. En Extremadura ya lo sabemos, porque ya se bajaron y se volverán a bajar en cuanto crezcamos por encima del 1%, y en el resto del país se bajarán ahora, en cuanto la situación y las perspectivas han mejorado, y se bajarán los impuestos directos, aquellos que tienen impacto directo en la vida del ciudadano, como el IRPF, y aquellos que tienen impacto directo sobre el empleo al mejorar la competitividad de las empresas, como el Impuesto de Sociedades. Bajando el tipo real de este impuesto, se generará mayor oportunidad de inversión extranjera en España y se dinamizará nuestra actividad económica, acelerando el crecimiento.
Y Extremadura se presenta en este nuevo escenario con los deberes hechos, con el déficit controlado por segundo año consecutivo, con los impuestos de nuevo a la baja, con una EPA del 2013 muy positiva y con buenas previsiones para 2014.
Llegó el momento, bajan los impuestos y lo hará principalmente para la clase de media de nuestro país, la más numerosa. Está claro que quedan muchísimos desequilibrios por corregir, está claro que esta crisis se ha llevado por delante decenas de miles de empresas, millones de puestos de trabajo y que salir de ella no se hará en dos días. Pero está claro también que los que veíamos ya el año pasado el vaso medio lleno no estábamos tan desencaminados, que las reformas están surtiendo efecto, que estamos remontando... y que más pronto que tarde España volverá a ser un caso de éxito y no un problema para el resto de los países desarrollados.
Ahora, dos años después de aquella situación dramática, somos parte de la solución y así deberá seguir siendo. No debemos olvidar lo que nos pasó y porqué llegamos a ese punto, eso sería de necios… y en Extremadura y en España somos todo lo contrario.

domingo, 13 de octubre de 2013

Buzz Lightyear al Rescate ( Hoy, 7-10-13)



Publicado en el Diario HOY el 7-10-13


( Este artículo me lo publicó el HOY el pasado Lunes. Recibo comentarios vuestros animándome a escribir. Desde que en Mayo falleció mi alma, mi Madre, la persona que siempre que me leía me daba su comentario sincero...no encuentro mucha fuerza para hacerlo con más regularidad. Supongo que todo se normalizará con el tiempo. Gracias a to2)

Lo bueno de tener niños en casa es que vuelves a recrear películas infantiles que o a muchos nos cogió ya mayores o no llegamos a ver nunca. Estos días mi hija se ha aficionado a Toy Story 3, y como ya la hemos visto varias veces ( …) hay una escena que me recuerda exactamente a la situación que estamos viviendo ahora en nuestro país y nuestra región.
Me refiero al inicio de la película cuando el tren va camino de descarrilar y el Sheriff Woody consigue entrar en la locomotora tras abandonar el tren los malos, activar el freno…pero el tren cae por el barranco porque no es capaz de frenar lo suficiente, aunque ahí estaba como siempre Buzz Lightyear al rescate para salvar el tren y la situación.

Así estaba España en Diciembre de 2011, así literalmente. El tren caminaba directo hacia el abismo, iba sin más remedio hacia un gran rescate, y resalto la palabra GRAN porque no hubiera sido como los que se conocieron antes, con el paro en caída libre, con las pensiones en verdadero riesgo por la falta de toma de decisiones, con la administración ineficiente y con un déficit descontrolado que amenazaba con acabar con el tren, con nuestro país, en el fondo del barranco. Y el barranco era tan profundo que realmente nos iba a costar varias generaciones salir de el, como le va a costar a los Griegos por ejemplo. Fueron momentos duros, momentos complicados en los que todos pedíamos soluciones valientes y personas valientes para tomarlas.
Y en esta película que vivimos y que seguimos viviendo llegó el  2011 en el que en Extremadura Jose Antonio Monago en Julio y Mariano Rajoy en Diciembre se subieron al tren para intentar reconducirlo. Y como decía antes el tren era difícil de frenar, iba descontrolado y no tenía buena pinta aquello… pero hicieron lo que tenían que hacer, para lo que los Españoles y Extremeños les pusieron en sus puestos: Gobernar. Y Gobernar es decidir, no es ser un bambi o no es decir que sí a todo, es elegir, es decidir, es tomar a veces medidas duras con la certeza de que muchas personas no la entenderán pero con la honradez de saber que se hacen por el beneficio de todos. Cada uno de los 45 millones de Españoles hubiéramos tomado medidas diferentes entre nosotros, es cierto que algunos no hubiéramos subido los impuestos y otros los hubieran subido aún más…pero quieren pusimos al frente del tren fueron ellos, y fueron ellos quienes tuvieron que tomar las decisiones para finalmente acertar como se está demostrando totalmente ahora.
Y el tren no llegó al barranco…los Extremeños y los Españoles lo salvaron. Porque el mérito no es de los políticos, no nos engañemos, ellos han tomado las medidas, han corregido el rumbo, han reducido el déficit,etc,etc… pero el único mérito es de la sociedad. El Buzz Lightyear de esta película que salva el tren son los funcionarios a los que se les eliminó una extra y se le congelaron varios años sus retribuciones, son los ciudadanos en general sobre los que recayó la subida del IVA o la temporal del IRPF o los copagos farmacéuticos…son ellos los que hicieron los esfuerzos, los esfuerzos que había que hacer para poder volver a hacer viable el estado del bienestar que nos dimos hace años en España y ni queremos ni debemos dejarnos perder.
Dos años después aún queda mucho trabajo por delante porque el paro sigue siendo un problema social y económico de no pronta solución. No es momento de hablar de padres y madres, los que bajaron del tren cuando se iba al vacío no debieran  hacerlo , pero si pueden arrimar el hombro, sí pueden ser parte de la solución y sí pueden convertir su posición en una posición integradora y colaboradora y no lo contrario. Los datos de paro comienzan a ser buenos, hasta cuando aumentan como este mes estamos en el mejor Septiembre de los últimos seis años. Las cifras empiezan a dar la vuelta y no es el momento de los palos en las ruedas, es el momento de políticas de consenso en materias clave y para ello quedan muchas reformas pendientes, y no por gusto, no por crueldad, sino por responsabilidad . Reformar las pensiones es fundamental para que los que ahora estamos cotizando podamos cobrarla en el futuro…y por el camino que vamos no está garantizada si no se toman medidas inmediatas. Hacer demagogia y política tobillera con este tema no ayuda a nuestro país. Tener que estar tirando del fondo  de reserva de pensiones no es positivo y eso pasa porque el sistema no es viable tal cual está definido y un gobernante serio tiene que hacerlo viable para lo que sería deseable un consenso total, porque no es justificable en una sociedad como la nuestra que políticas a tan largo plazo como la es la de las pensiones esté en el debate del corto plazo y a expensas de cambios de gobierno. Las pensiones de millones de Españoles están en juego.
Nuestra economía se está levantando y si España crecerá en 2014 también lo hará Extremadura. Pasamos a ver el vaso ni medio lleno ni medio vacío, pero al menos con algo dentro, ya hay movimiento, la rueda comienza a girar y las medidas comienzan a tener sentido. Ya lo dijo Steve Jobs, conectar los puntos hacia atrás es muy fácil…pero hacia adelante un poco menos, y eso fue lo que hicieron Rajoy en Madrid o Monago en Mérida…tomar medidas, andar hacia adelante con la seguridad de que algún día tendrían su resultado….y estos empiezan a llegar, porque ya vemos  los espectaculares datos de Exportaciones de Extremadura y España, los datos históricos de turismo, hasta incluso la prima de riesgo está medianamente controlada y la bolsa vuelve a subir en nuestro país. Aún falta por resolver el tema del paro, pero los resultados también llegarán en ese aspecto, yo estoy convencido.
No es optimismo , es realidad, la realidad.

sábado, 22 de junio de 2013

¿Y lo llaman Marketing? Bajan los impuestos

Publicado en el Diario HOY, el Martes 18 de Junio de 2013

Lo primero que me gustaría es quitar esa etiqueta peyorativa que muchos atribuyen al marketing que como otras muchas es una disciplina empresarial que forma parte de nuestras vidas diarias. Por eso, los que utilizan esta palabra en aspecto negativo supongo que lo hacen porque no son capaces de ponerla a trabajar a su favor, es una simple cuestión de envidia, quiero entender.
Esta semana pasada en Extremadura se han anunciado bajadas en los impuestos. Sí, esa es la verdad única de todo y el corolario final. Somos la primera comunidad autónoma en dar este paso, y en ser capaces durante la crisis de reducir la carga impositiva que sufrimos los ciudadanos de nuestra región. Ahora podremos debatir si es mucho, poco o regular, si bien ha quedado perfectamente explicada este Domingo en el artículo de Luis Expósito en este mismo diario el alcance de la medida. Podemos debatir de esto, pero tenemos que convenir que Extremadura es la primera región que lo hace, y lo hace porque ahora comienza a poder hacerlo. 2012 fue un año duro, muy duro, con muchos ajustes y políticas muy estrictas de consolidación  fiscal, pero ha sido un año positivo, en el que el déficit de la comunidad pasó de ser el segundo mayor de España al menos de todos. Con las cuentas estabilizadas ahora es cuando en Extremadura se comienza a hablar de cómo vamos a crecer, de cómo vamos a ser competitivos en el futuro y ese es el debate que está ahora mismo sobre la mesa, pero está sobre la mesa aquí y no en otros sitios porque nosotros sí hemos hecho los deberes, porque nosotros sí hemos cumplido. Eso no es Marketing, es realidad. Primero se estabilizó la economía y ahora es el momento de comenzar en pensar en mejorar de verdad.
Y para esa mejora se ha optado por la vía apropiada. La primera de ellas es reducir los impuestos, buscando el denominado efecto Laffer , esto es, que una bajada de impuestos genera mayores ingresos por cuanto hace crecer la actividad productiva. Y esto depende no solo del importe de la bajada, que como decía antes podemos debatir si es mucho o poco, sino que depende de un estado de ánimo que este sí influye directamente en el consumo de las familias. Las familias planifican sus inversiones y decisiones sobre consumo en función de expectativas, y estas son mejores cuanto mejor es el estado de ánimo. Bajar impuestos genera confianza y eso no es marketing, esa es otra realidad. Y si lo que ha molestado es que la medida ha suscitado titulares en toda la prensa nacional, quizás lo es porque todos estamos deseando  leer noticias positivas y los medios de contarlas. Y la bajada de impuestos es una noticia positiva para los Extremeños que empiezan a notar que el ciclo cambia aunque algunos aún no se enteren porque están en el regate corto buscando sus réditos personales.
Y la bajada de impuestos no es una política asíncrona en un desierto. Está enmarcada en todo un plan de competitividad de nuestra economía que el Presidente Monago desgranó en el pasado Debate Sobre el Estado de la Región. Bajar impuestos porque sí tendría un efecto menor, pero acompañarlo de la innovación en todas las áreas, de medidas de modernización de nuestra economía y de estímulos a la inversión es sin duda la mejor de las noticias. Y el plan de competitividad no es marketing, son realidades que pronto estarán en el Diario Oficial de Extremadura.

Ayer escuchaba que con los 10 millones de euros se proponían 1500 contratos en lugar de bajar los impuestos…esa sí que es la Extremadura del pasado. Puedo entender que a muchos les haya cogido con el pie cambiado este anuncio, cuando tenían preparado su argumentario para todo lo contrario. Pero esta es la nueva Extremadura, esta sí. Ahora nuestros modelos no están en Venezuela y Cuba, sino en Israel o en Silicon Valley. Ahora no vamos a crecer a base de gasto público, sino que se va a crecer porque la economía Extremeña va a generar las condiciones para hacerlo por sí sola, con una especialización inteligente y con la vista puesta en la competitividad y en la atracción de inversiones .
Llámenlo como quieran, pero solo hay una realidad. Bajan los impuestos en Extremadura.

Victor Valentín Piriz Maya
Economista

@vicpiriz

jueves, 13 de junio de 2013

Innovación Y Crecimiento

Extremadura ha dado el paso. Se puede apostar ahora por muchas políticas diferentes, podemos seguir ajustando, y además debemos seguir haciéndolo para que las cuentas públicas estén equilibradas, pero una vez equilibradas hay muchas formas diferentes de entender el futuro de la región.
En Extremadura se ha apostado por políticas de crecimiento basadas en la innovación, se ha fiado el cambio de modelo productivo a la especialización inteligente, y a la inteligencia de los Extremeños que sin duda saben que tienen que adaptarse a los tiempos que vienen por delante que poco o nada tendrán que ver con los que vinieron por atrás. El foro de Innovación y Crecimiento de la pasada semana en Cáceres no es sólo una foto o una pose como muchos quisieron vender, ha supuesto sin duda la apuesta por un nuevo modelo de crecimiento en Extremadura. Atrás quedan aquellos tiempos, que ya digo que no veo para un futuro próximo, en que todos los males de la economía se solucionaban con dinero público. De esta crisis se sale , vamos a salir todos juntos, por la vía de la innovación y del cambio de modelo en nuestra región. Ya no caben planes de choque para contratar a no se cuantas miles de personas y bajar artificial y temporalmente las listas del desempleo. Esa no es la solución, los parches y las tiritas no curan enfermedades graves, sino todo lo contrario porque hace perder el tiempo, las energías y el dinero en este caso.
Políticas de crecimiento no son aquellas entendidas como de gasto público improductivo como lo fueron los 50.000 millones de euros gastados en un plan E que ha tenido un nulo retorno a la sociedad. Las políticas de crecimiento son aquellas que ponen el dinero público al servicio de los ciudadanos, que ayuda a sus emprendedores que quieren crear empleo y riqueza o a aquellos que quieren ser sus propios jefes e iniciar su actividad laboral. Políticas de crecimiento son aquellas que apuestan por la innovación como vehículo prioritario para salir de la crisis y que abandonan viejas y caducas recetas del Keynesianismo más rancio. Gran parte de los problemas que tiene Extremadura ahora mismo son estructurales, es decir, están radicados en el propio modelo, en su configuración y en su concepción. Cambiar esto no es sencillo, pero con las ideas claras, el objetivo y el horizonte limpio es más fácil, y el foro del pasado día 24 de Abril no fue una pose, fue la escenificación de que Extremadura apuesta por liderar su propio futuro de la mano de un país como Israel que es toda una potencia mundial en el munto de las Start-ups y de la innovación.
Y para alcanzar todo esto Extremadura necesita seguir por la vía de la consolidación fiscal, apostando por cuadrar sus cuentas y por generar confianza, esa confianza de una región que cumplió con el objetivo de déficit en 2012, que no tiene que acudir al FLA y que reclama con todo el derecho del mundo un trato preferencial por ello. Solucionar el problema del déficit en Extremadura era básico porque nada se podía plantear si no se cuadraban antes las cuentas. 2012 fue un año duro en ese sentido, pero el esfuerzo mereció la pena porque Extremadura hizo sus deberes y los Extremeños hicieron lo que se les pidió, asumieron los esfuerzos y los aceptaron. Extremadura cumple, ahora es el momento de que se cumpla con nosotros para poder afrontar nuestro cambio de modelo, para poder mirar al futuro sabiendo que será mejor que el presente.

Y es en este escenario en el que el cambio de modelo es posible, en el que la apuesta por los emprendedores, por la formación de calidad, por la innovación y por especializarnos en aquello que sabemos y podemos hacer mejor que nadie es la vía hacia nuestro futuro como región. Extremadura se sitúa en la pole de esta carrera, tiene las cuentas claras y el objetivo nítido. Es nuestro momento.

jueves, 14 de febrero de 2013

2013, llega el anticiclón (HOY, 3/1/2013)


Decía John Kennedy que La dificultad es una excusa que la historia nunca entiende y yo estoy totalmente de acuerdo. El 2012 fue un año complicado en el que hubo que tomar en España medidas complicadas, difíciles, poco populares, pero la historia nunca hubiera entendido que no se hubiera hecho absolutamente nada. La pregunta en la calle es ¿Esas medidas valdrán para algo? ¿tendrán reflejo real en la macro y microeconomía? Esas preguntas tratamos de contestarlas a diario los economistas en columnas, tertulias o boletines de análisis.
Y en este sentido yo estoy con los que piensan que tras una primera parte del 2013 complicada, comenzaremos a ver la luz, comenzarán a entrar los claros, a partir del otoño, afirmación que trataré de demostrar con números:
- En primer lugar, para explicar porqué hasta pasado el verano no volveremos a ver cifras de crecimiento positiva tenemos que centrarnos en el consumo. La subida del IVA, necesaria para el objetivo de consolidación fiscal, así como otro tipo de medidas que han influido en el bolsillo de los Españoles ha tenido un impacto negativo sobre el consumo. Ese impacto tiene su reflejo en la caída de la Renta Familiar Disponible, indicador macroeconómico que se ha deteriorado un 7,7% en los últimos 5 años, mientras que en ese mismo periodo el consumo solo lo ha hecho casi un 6,5%. Aún hay pendiente un ajuste del consumo que se realizará en mayor medida en la primera mitad del año para atenuarse a partir de verano porque además seguirá siendo un año en el que la política económica camine por la senda de la consolidación fiscal, con ajustes en los capítulos de inversión aún importantes y que sin duda no ayudarán a incrementar esa renta familiar disponible. Una vez que las familias han ido capeando esa reducción de la renta con el ahorro, y que este toca a su fin el principal damnificado en los primeros meses del año seguirá siendo el consumo.
- Pero como decía al principio llegarán de nuevo los anticiclones a la península, que este fin de año ha estado muy activa en pequeñas noticias muy positivas todas, que quizás se oscurecen por el día a día, por la negatividad o el corto plazo, pero que para un análisis a un año no hay que dejar pasar y hay que tomar en cuenta porque realmente son efectos de que las decisiones difíciles están comenzando a dar sus resultados. Ejemplos de estas buenas noticias son por ejemplo el comportamiento excepcional del sector Exterior con crecimientos superiores al 4% a nivel nacional y que pronostican un 50% mayor esos crecimientos para 2013 algunos institutos, así como el propio informe BBVA presentado recientemente en Mérida hace mención al fuerte tirón de las exportaciones. Las reformas financieras comienzan a dar sus frutos con unos bancos con sus balances saneados que comenzarán a tomar pronto decisiones objetivas y de mercado, y no de propia supervivencia. No es un eufemismo para decir que comenzarán a dar créditos, porque eso solo lo saben las propias entidades, lo que yo entiendo es que analizarán las operaciones con criterios de mercado y beneficio y no de autoprotección.
El turismo sigue siendo un sector con datos tremendamente positivos, batiendo todos los records en 2012. Va a ser en 2013 uno de los pilares del crecimiento.
Así mismo los gobiernos central y autonómico cumplirán más o menos con sus objetivos de déficit para 2012 y eso generará confianza en unos mercados que ya de por si han cerrado los últimos meses de 2012 con subidas generalizadas y con una prima de riesgo que aleja el riesgo de intervención al situar la deuda en márgenes de financiación aceptables.
Por último los últimos meses de 2012 han visto como los inversores han vuelto a confiar en la marca España, y como tras el verano complicado se acumulan ya tres meses consecutivos de entrada de capital neta positiva en nuestra economía, lo que incide en el punto anterior, de que la confianza se está asentando en nuestra economía y que vuelven a creer en España como destino de sus inversiones.
Aquí podríamos hablar también de los efectos positivos de la reforma laboral que ha ayudado a muchas empresas a solucionar sus problemas con flexibilidad sin tener que recurrir al despido y que está animando a muchas multinacionales a regresar a España o de cómo con la inflación controlada y los tipos tan bajos será más fácil y más barato financiarse para empresas y particulares.
En definitiva multitud de pequeños o grandes datos que hacen que sumados todos nos haga ser  optimistas de cara a la segunda mitad de 2013.
Como decía al principio se han tomado las medidas, se han puesto los mimbres y se está trabajando en todos los ámbitos para dinamizar una economía española, que sumida en el letargo de la construcción y el empleo público había anestesiado su capacidad emprendedora y competitiva. Yo soy de los convencidos de que de esta crisis saldremos con una economía más competitiva fuera y más productiva dentro y que aprenderemos de los errores. En el 2013 llegarán los claros…y seguro que vienen para quedarse, esta vez sí.


Victor Piriz Maya
Economista
@vicpiriz

Seguimos Volando Alto ( Hoy,12/2/2013)


SEGUIMOS VOLANDO ALTO


El pasado mes de Abril de 2012 este diario publicó un artículo con mi firma titulado “ Extremadura vuela alto” en el que hacía un repaso del cambio que había supuesto para Extremadura la llegada de Helitt y su inicio de operaciones desde el Aeropuerto de Badajoz.
Estos días la realidad parece querer tirar por tierra todo lo que supuso aquella llegada, todo lo bueno que para Extremadura ha supuesto el año que ha operado esta compañía Malagueña en la base Talaverana, y más aún cuando se suceden las declaraciones críticas sobre la situación actual de forma interesada.
A mi me gustaría repasar la situación de nuevo, para poder volverla a poner en contexto:
- Una empresa llegó a Extremadura, operó sin subvenciones públicas durante unos meses y después ganó entre varios ofertantes un contrato publicitario con el que se obligaba a operar vuelos con Barcelona y Madrid. Este contrato supone para nuestra región más de un millón de euros anuales de ahorro con respecto al anterior que había en vigor además de vuelos diarios con ambas capitales. Se trata de una empresa privada que opera en el mercado y cuya única relación con el gobierno de Extremadura es el ser adjudicatarios de este contrato publicitario. Pues bien, se aprovecha ahora para criticar al Presidente Monago o al Consejero Del Moral por aquella decisión, que parece que fuera mala ahora. Yo entiendo que se critique cuando la Junta a través de sus empresas públicas entren en accionariados de empresas que resulten fallidas y suponga una pérdida de dinero público, o entiendo que se critique cuando estas empresas públicas prestaban dinero a empresas en problemas que terminaban siendo préstamos fallidos y devolvíamos entre todos los Extremeños. Eso no pasa ahora, eso pasaba antes, pero eso no se critica, ¿verdad? Se critica que una empresa privada sin participación ni préstamos del gobierno ganara un concurso y ahora tenga problemas del tipo que sean y se le tenga que cancelar el servicio, sin coste alguno para el gobierno.
Lo de antes, los préstamos fallidos, aquellos que se daban a muchas empresas y nunca devolvían no es criticable. Lo es que un adjudicatario del contrato publicitario no cumpla y el gobierno reaccione cancelando este contrato. No lo entiendo.
-          Los datos quedan ahí, y se pueden comprobar en la web de Aena cuyas estadísticas hablan de un total de 65.637 pasajeros en 2012 frente a los 56.981 de 2011,un 15,2% más en el pasado año pese a que durante un tiempo no hubo operaciones lo que demuestra que ha sido un año magnífico para el aeropuerto de Badajoz, incluso con un número de operaciones inferior. Eso quiere decir que durante muchos meses todo ha funcionado bien, con precios bajos y buen servicio, servicio que ha ido fallando en los últimos tiempos. Pero cuando iba bien no había declaraciones públicas. Ahora sí, como si la culpa fuera del contratante que exigió en un pliego técnico y económico unas garantías que la oferente cumplió. Pero por esa misma “forma” de medir, no pedimos responsabilidades a nadie por los préstamos fallidos que comentaba antes, o por las ruinosas participaciones en muchas empresas por parte de la sociedad pública Sofiex, Avante actualmente. De eso nada.
-          Si esta empresa no cumple, otra vendrá y ejecutará los vuelos desde el aeropuerto de Badajoz, a un precio decente para los viajeros y para los no viajeros, esto es, para los que usan el servicio y pagan su billete y para los que no lo hacen y lo pagan vía impuestos con el contrato publicitario. Para estos últimos es para los que el respeto tiene que seguir siendo máximo, y apostar por compañías que vengan a operar, y no a operarnos a los Extremeños. Recuerdo de nuevo que el contrato de helitt suponía un millón de euros menos cada año que el anterior.

No me gustan los escarnios públicos. Cada día hay empresas que pasan problemas en nuestra región, empresas que están cerrando, que están planteando EREs, empresas que reducen actividad o que cierran áreas de negocio, empresas que trabajan o no para la administración, empresas que tratan de sobrevivir y de generar riqueza en la región. Criminalizar a una de ellas únicamente para sacar réditos, del tipo que sea, no es justo ni ético.
Extremadura vuela y volará alto, sea en un ATR72 o en otro aparato que venga a partir de ahora.

domingo, 23 de diciembre de 2012

De Lunes a Domingo

Hola a todos,

Hoy iba a escribir un poco , ya sabeis, 5000 caracteres y todo eso...pero decidí hacerlo para vosotros y contaros con el corazón en la mano las sensaciones que me ha transmitido la semana, desde el Lunes hasta hoy Domingo.
La semana comenzó con una presentación en Mérida del informe BBVA . Parto por decir que yo sí creo en los informes, estaría bueno...cuando algún día de un giro a mi vida profesional me gustaría trabajar en un servicio de estudios, es algo que me apasiona. Entiendo a los que no creen, porque si el informe BBVA te dice más o menos en una fecha como esta del año pasado, y lo escribe, que nuestro PIB subiría en 2012 un 0,7% y finalmente se desploma un 1,4%...muy cerca, muy cerca...no ha estado. Y para los análisis posteriores, estos incrédulos me dirán que con un forense es suficiente. No les dejo de dar la razón , porque la tienen. Es difícil predecir y más en la actual situación complicada y cambiante...muy difícil. Por eso en estos momentos se hacen imprescindibles los buenos analistas, esos que tiran de olfato, de datos también y de proyecciones, por supuesto...pero de olfato, de realidad, de calle, de empresarios, de obra... y de esos me gusta decir que me siento parte, porque es mi manera de pensar.
Esta semana me llamaban de un diario nacional económico para pedirme mi opinión sobre algunos temas de nuestra economía regional. Al final de la charla me decían que hablo demasiado claro...que tengo un problema porque no uso tecnicismos. No los quiero. Tengo una carrera y cuatro masters, y curso el Doctorado por segundo año. Puedo decirle en Español o Inglés lo que quieran...pero lo que más me importa es que la gente me entienda. Siempre me gusta decir que quiero hablar para que mi madre que no sabe nade de economía me entienda. Miento, mi madre me enseñó toda la economía que se, porque hacía milagros todos los meses.
Y en ese debate el Lunes estuvo mucho más claro el Presidente que el Centro de Estudios. Me costaba seguir los gráficos y las explicaciones del Centro de Estudios y eso que me hice de un boletín minutos antes de la presentación y los tenía delante. En cambio al presidente se le entendía. No es economista, pero nos habló de exportaciones, de balanza comercial, de deuda, de crecimiento, de ajustes, de política, de calle, de problemas de los Extremeños...y la verdad es que yo lo entendí bastante mejor. No me malinterpreteis, Rafael Domenech es un crack de esto y lo hizo genial...pero ahora lo que mejor se entiende es lo que se vive y eso los economistas tenemos que traducirlo, pasarlo a lenguaje que se entienda, reciclarnos y pensar que quien nos escucha espera soluciones, quiere esperanzas y sobre todo quiere que se le diga la verdad de forma que la entienda.
Finalmente hoy Domingo ha salido publicada una entrevista con el Presidente Monago en el Diario HOY. Y me llevo la misma sensación.
Me diréis " tu no eres equánime" y seguramente llevéis la razón. Si no me hubiera gustado no hubiera dicho nada seguramente, pero es que me ha parecido muy oportuna por ejemplo su referencia a los impuestos, al desempleo, a la Eso de los 1000 euros, o al cambio de modelo de la región evidenciados.
Durante la semana me llevo la sensación de que a la gente hay que hablarle en su idioma, como esta semana he visto al presidente hablarles, y no creo que los economistas hagamos mal por hacerlo igual, por hablar a la gente claro.
Yo seguiré haciéndolo, y aún hoy más convencido.